El motor diésel es un motor netamente térmico, poseedor de una combustión interna alternativa que obtiene energía mecánica de la energía química de un combustible. Se diferencia de los motores de gasolina, ya que utiliza principalmente aceites pesados derivados del petróleo, gasóleos, al igual que aceites naturales.

El motor diésel posee un porcentaje de eficiencia que alcanza el 45%, siendo uno de los motores más usados desde su invención hasta la actualidad.

¿Qué debo tener en cuenta para evitar averías en el motor diésel?

Se piensa, a veces de manera precipitada, que el evitar altas revoluciones en nuestro vehículo prolongará la vida del motor que lo impulsa. Sin embargo, aquí te comentamos lo que debes tener en cuenta para obviar un poco esta regla y ayudar significativamente a la durabilidad y vida útil de tu motor diésel.

Generar altas revoluciones utilizando una marcha corta en nuestro automotor, es completamente saludable para el motor, y puede incluso resultar divertido para nosotros mismos. Si tu vehículo posee un motor diésel moderno, ésta práctica debe pertenecer casi a la rutina diaria del mantenimiento de tu automóvil.

Los componentes de un vehículo diésel que deben ser tenidas en cuenta en el momento de querer evitar averías en el motor diésel, necesitan de unas condiciones concretas o óptimas para su correcto funcionamiento.

El régimen alto, una alta apertura de gases de escape o una velocidad constante, son algunas de esas condiciones que se necesitan para que los elementos tengan una vida útil prolongada.

En conclusión, es importante mencionar que lo ideal para evitar averías en el motor diésel es intercalar tus trayectos de carretera y urbanos, elevar el régimen de revoluciones bajando la marcha y mantener, en lo posible, una velocidad constante.