Salvo que tu coche cuente con un sistema de control de presión de neumáticos, en ocasiones es difícil saber si una rueda esta pinchada hasta el peligroso momento en el que se pierde el control del vehículo o el neumático se deteriora por completo.

Para ayudarte a evitar esta situación, hoy queremos explicarte cómo saber cuando es el mejor momento de cambiar los neumáticos de tu coche.

Aunque los neumáticos no duran para siempre, generalmente tienen un largo tiempo de uso. Dependiendo de cuánto tiempo tengan  y cuántos kilómetros hayas recorrido con ellos, siempre hay un momento en el que es necesario reemplazarlos.

 

Pero, ¿cuándo es momento de cambiar tus neumáticos?

 

Es posible que no siempre puedas detectar fácilmente si tus neumáticos están dañados para saber cuándo debes cambiarlos. Pero algunos de estos daños, pueden ser completamente obvios:

 

  • El flanco del neumático está constituido por una goma flexible que se adapta a las deformaciones en fase de rodadura. Son importantes para mantener el neumático rígido. Si hay daños en su pared lateral, es posible que tengas que cambiar el neumático.

 

  • Si observas una burbuja en la pared lateral del neumático significa que ha habido graves daños internos. Es importante enfatizar que, en este caso, es mejor que no conduzcas si observas este tipo de daño.

 

  • Si notas un corte en el flanco, comprueba su profundidad. Los cortes en los neumáticos a veces penetran hasta el final. Puedes revisarlo en tu taller mecánico habitual para evitar cualquier posible accidente.

 

  • En ocasiones, puedes observar pinchazos laterales que pueden causar daños estructurales. En tal caso, será necesario reemplazar el neumático.

 

  • Otra indicación que puede necesitar reemplazar tus neumáticos es la degradación del rendimiento. Un problema de rendimiento podría ser una pérdida de aire. Si detectas que necesitas revisar el aire de los neumáticos continuamente, es muy probable que tengas que revisarlo, ya que este es un signo de que algún componente no esta funcionando correctamente.

 

Esta entrada también está disponible en: Català