Por descuidos o por falta de tiempo en nuestras vidas, cada vez es más común retrasar la revisión obligatoria de nuestro vehículo. La ITV o Inspección Técnica de Vehículos es una medida de control del parque móvil en nuestro país. Su función es salvaguardar el bienestar de nuestras carreteras controlando el bienestar de los vehículos, pero, sabemos cuándo debemos pasarla y cuanto tiempo tenemos para renovarla.

En primer lugar, según la normativa, los vehículos exentos de pasar la ITV son aquellos coches con menos de 4 años de vida. Posteriormente, durante los 4 años siguientes, deben pasar la revisión cada 2 años, es decir, solo dos veces. Pasado ese tiempo, la revisión del vehículo se hará de forma anual.

Actualmente, si conduces con esta documentación sin actualizar solo un día serás sancionado en torno a 200 y 500 euros de multa, debiendo acudir a renovar la ITV sin que esta tenga una sanción económica extra por ello.

Esto va a cambiar dentro de muy poco. Desde la Unión Europea quieren ampliar el tiempo para pasar la revisión de tu vehículo aproximadamente un mes, previo pago de una sanción que oscila los 200 Euros por haber conducido sin haber pasado la ITV.

Según fuentes oficiales y diversos organismos viales, en nuestro país alrededor de dos millones de vehículos no tienen esta revisión obligatoria, el principal motivo se debe a la gran cantidad de reparaciones que su coche necesita para superar esta prueba, seguida por el precio que les costará hacer la revisión.