Los conductores solemos tener una idea sobre cuál es el equipamiento obligatorio a llevar en el coche. Sin embargo, muchas veces no lo tenemos claro, por lo que nos exponemos a sanciones legales o a no tener la posibilidad de resolver un problema que se presente mientras conducimos. Por eso, hoy queremos recordaros cuál es el equipamiento obligatorio que debemos llevar en el coche.

Chaleco reflectante obligatorio

El chaleco reflectante es un accesorio de uso obligatorio que debe llevarse en el coche. Aunque muchas veces no lo parezca, esta prenda puede salvar de los conductores en determinadas circunstancias, especialmente cuando se presenta una avería mientras se circula por carretera.

El chaleco reflectante cobra su mayor importancia cuando tenemos que bajar del coche y desplazarnos por la calzada o el andén Está diseñado para que los demás conductores puedan verlo a una distancia de hasta 150 metros, lo que les da la suficiente información de antelación para tomar las precauciones necesarias que permitan garantizar la seguridad de todos.

La sanción por no llevar el chaleco reflectante puede llegar a ser de 100 a 200 euros, además de la retirada de 3 puntos del carnet. No obstante, más allá de la sanción, se corre el riesgo que los demás conductores no nos vean a tiempo y se pueda producir un accidente.

Triángulos de peligro

El triángulo de peligro es un accesorio que debe llevarse en el coche de forma obligatoria. Es fundamental cuando se produce un accidente o cuando tenemos que parar el coche en el arcén por una avería. Además de advertir y hacerse más visible a los demás conductores, puede ayudar a evitar que se presenten otros accidentes.

Debemos llevar dos triángulos de señalización, uno para colocar delante coche y otro para colocarlo atrás. En caso de estar en una calzada de doble sentido, si la carretera es de un sólo sentido sólo es necesario colocar el triángulo detrás del coche. Ambos triángulos se deben colocar a una distancia de 50 metros del coche, para que sean visibles a una distancia de 100 metros.

Rueda de repuesto

Uno de los inconvenientes más comunes en la carretera son los pinchazos en la ruedas. Es un riesgo que al que se está expuesto cuando se transita por carretera, por lo que es obligatorio llevar una rueda de repuesto, conocida también como quinto neumático.

No obstante, los avances tecnológicos han abierto algunos espacios en la normativa legal. Hoy en día, en algunos casos se sustituye la rueda de repuesto por alternativas como el kit antipinchazos o la rueda de galleta. El primero permite solventar el pinchazo de forma momentánea para que el coche pueda llegar a un taller cercano para cambiar el neumático.

La segunda opción, la rueda de galleta, tiene un tamaño menor al del neumático de repuesto y permite llevar el coche hasta el taller de reparación en Figueres más cercano.

Cadenas

Aunque no es obligatorio llevar cadenas en el coche, se considera parte del equipamiento obligatorio a llevar en el coche cuando se presentan nevadas y heladas. Sin embargo, ante determinadas condiciones climáticas la DGT puede emitir una alerta de uso de cadenas.

Cuando se presentan estas alertas, el hecho de no contar con cadenas en el coche puede suponer una multa de 200 euros, además de la alta probabilidad de que el coche quede atrapado en la nieve.

Imagen de jcomp

Esta entrada también está disponible en: Català