La DGT empieza el año 2016 poniendo más vigilancia sobre el no uso del cinturón de seguridad, otro tipo de infracción más, además del exceso de velocidad.

Para luchar de forma más eficaz contra el no uso del cinturón de seguridad, la DGT ha instalado 70 nuevos radares durante el pasado mes enero. Además de controlar la velocidad, el sistema detectará si no llevas puesto el cinturón de seguridad o si estás hablando por el móvil, ya que su cámara puede captar 50 imágenes por segundos. Y todo ello aunque respetes el límite de velocidad.

La mayoría de accidentes se producen en carreteras secundarias, un 77 % según la propia DGT. El pasado año fallecieron en carreteras  convencionales 956 personas. Además, otras 3.843 personas resultaron heridas que requirieron ingreso hospitalario por accidentes ocurridos en estas vías.

Los accidentes en carreteras convencionales suponen más del 90% del total de kilómetros de la red de carreteras, son las más peligrosas y las que representan una mayor siniestralidad, pese a que la densidad de tráfico que soportan es menor que en vías desdobladas como autopistas y autovías.

Fuente: Motor Pasión