La batería del coche es la principal fuente de energía del motor. Los componentes eléctricos de un vehículo constituyen un elemento sensible a las altas temperaturas, que pueden afectar de manera visible la vida útil de la batería causando averías. Por este motivo, es recomendable que, para su funcionamiento óptimo, el ambiente de este elemento esté entre 25°C y 30°C.

Cuando las baterías están en horas bajas, es cuando se presentan las averías en el vehículo, detectando fallos al arrancar, falos en el panel de control. En menor medida, también afecta al buen funcionamiento de las luces, en el encendido del motor, en los limpiaparabrisas y el climatizador. Si detectas estos signos te recomendamos que lleves el coche a un taller mecánico en Figueres.

 

Detección de fallos en la batería del coche

 

Para detectar los posibles fallos en la batería del coche acostúmbrate a revisar ciertos elementos y a escuchar el motor para identificar estos síntomas:

  1. Comprueba si el motor arranca lentamente.
  2. Está atento al buen funcionamiento de tu panel de control.
  3. Revisa que las luces se encienden con intensidad y no desciende.
  4. Guíate por el sonido que produce el motor al arrancar.

En caso de desgaste de la batería, será necesario proceder a recargarla. Para ello, en una primera instancia puedes recargarla con la ayuda de la batería de otro coche y de unas pinzas para realizar un puente. Esto te permitirá arrancar el motor.

Recuerda que la vida útil de la batería del coche suelen estar entre los 3 y los 5 años. Cuida tu coche en verano y evita a someterlo a altas temperaturas para alargar su vida útil. Si vas a realizar un viaje largo te recomendamos que revises la batería en tu taller mecánico para evitar posibles complicaciones durante el recorrido en carreteras.