La situación actual de confinamiento en casa ha suspendido las citas de la ITV programadas durante este tiempo. Por tanto, se ha suspendido la tramitación de la revisión del coche sin ninguna sanción por no acudir a la cita prevista durante el estado de alarma.

Aún así, es recomendable que, durante este tiempo de confinamiento, aprovechemos a mantener nuestro coche en buen estado y seguir una serie de precauciones hasta que llegue el día de una nueva cita para realizar la revisión.

Mantenimiento básico del coche antes de pasar la ITV

Los coches de más de cuatro años, o aquellos que hayan estado sometidos a cambios importantes, deben pasar por la Inspección Técnica de Vehículos – ITV. Para los coches de más de 10 años, deben pasar estas pruebas técnicas anualmente para conseguir resultados favorables y poder seguir circulando.

La inspección de la ITV es bastante sencilla, pero es conveniente hacer una revisión del coche para mantenerlo en buen estado durante el confinamiento. Los elementos fundamentales a revisar son:

  • Iluminación: revisa el funcionamiento de todo el sistema de iluminación, como los intermitentes, las luces de cruce y las luces de largo alcance y antiniebla. Si cualquiera de ellas no funciona de forma adecuada no se superará la IVT, por lo que se recomienda revisarlas y hacer las correcciones necesarias antes de la prueba.
  • Neumáticos: revisa que la presión sea la correcta y que la banda de rodadura no este muy dañada. Durante la revisión se verificará que los neumáticos de cada eje sean iguales y correspondan a las incluidas en la homologación del coche.
  • Niveles del coche: durante la revisión se verifica que el nivel de aceite en el motor sea el correcto. No debe estar ni por debajo, ni por encima del nivel aconsejado. Además, se verificarán los niveles del refrigerante, del líquido de frenos y del depósito del lavaparabrisas.
  • Puertas, cinturones y lunas: revisa que todas las puertas funcionan adecuadamente, es decir, que puedan abrir y cerrar desde adentro y desde fuera; también los cinturones de seguridad, que deben enganchar bien y bloquearse al tirar de ellos. Las lunas deben estar en buen estado y no presentar golpes.
  • Nivel de emisión de gases: para realizar la ITV se conecta una sonda al escape del coche para analizar la opacidad de los gases que emanan de él. Si el coche es diésel esta prueba tiende a ser más exigente.