El cambio de motor es una de las sutituciones de mayor relevancia que se pueden hacer en un coche. En ocasiones, se realiza para reemplazarlo por uno nuevo debido a malos hábitos. También para cambiarlo por otro más moderno o con mejores prestaciones. El Manual de Reformas del Vehículo dicta unas directrices que hay que seguir en estos casos.

 

¿Cómo pasar la ITV si cambio el motor de mi coche?

Si quieres cambiar el motor de tu vehículo debes de saber que, con respecto a la revisión de ITV, no es lo mismo poner un motor igual al que lleva el vehículo que otro de características diferentes. Por lo tanto, podrás pasar la inspección periódica del vehículo sin necesidad de aportar ningún documento nuevo.

En cambio, si la sustitución del motor del vehículo se realiza por otro de diferentes características ya estaría considerado como reforma y sería necesario legalizarla en una estación ITV.

Para ello, se necesita presentar junto con la documentación del vehículo (Permiso de Circulación, Tarjeta de Inspección Técnica original del vehículo y en algunas estaciones también se le puede requerir el justificante de pago del seguro obligatorio), un informe de conformidad que puede emitido por el propio fabricante del motor y también el certificado de taller mecánico donde se haya efectuado la reforma. Para poder facilitar estos trámites, es necesario disponer de todos los datos técnicos del motor que se quiere montar.

Por lo tanto, a la hora de homologar el cambio de motor también será necesario obtener el visto bueno de la ITV, donde se procederá a revisar ciertos aspectos:

  • Emisiones
  • Frenos
  • Motor y transmisión

 

¿Cuándo hay que pasar la ITV?

Los coches y las motos tienen que pasarla 4 años después de su primera matriculación, cuando los coches o motos son nuevos. A partir de esa fecha será cada 2 años hasta que tenga el coche o moto, 10 años, a partir de esa fecha será cada año.

Fuente: Ruta 401

Esta entrada también está disponible en: Català