+34 972 502 057 / +34 649 859 282 - Carrer Esculapi, 3 - Figueres 17600 (Girona)
Qué revisar y cambiar a los 100.000 km un coche?

Qué revisar y cambiar a los 100.000 km un coche?

Cuando nos acercamos a los 100.000 km un coche, es conveniente hacer una buena revisión (cambiar las bujías, refrigerante, líquido de frenos y válvulas, además de revisar de nuevo las pastillas de freno junto a los discos y amortiguadores) ya que es posible que estemos a medio camino de la vida de nuestro coche.

Recuerda, realizando un mantenimiento preventivo del coche, probablemente te evitarás muchos contratiempos en forma de avería.

¿Qué debemos revisar y comprobar a los 100.000 km un coche?

Cuando lleguemos a los 100.00 km del coche, qué debemos revisar y comprobar? Podéis tener en cuenta las siguientes recomendaciones genéricas:

  1. Revisar el estado en el que se encuentra el líquido refrigerante.
  2. Revisar aceites del diferencial y de la caja de cambios.
  3. Sustituir el líquido de la dirección asistida una vez alcanzado los 100.000 km.
  4. Cambiar el filtro de combustible. Así garantizarás un suministro constante de carburante libre de impurezas al motor.
  5. Revisión visual de los diferentes componentes que se sitúan en el vano motor y que son claves para el correcto funcionamiento del propulsor, tales como las correas auxiliares (buscas fisuras o un desgaste pronunciado) o los diferentes manguitos y tubos.

Si has llegado a los 10.000 km de tu coche confía en Albert Lacosta Taller. Nos dedicamos a la reparación y mantenimiento de coches y furgonetas desde el año 1975. Nos encontrarás en Figueres. Ofrecemos servicios mecánicos de primera calidad.

Fuente: Autobild

Cada cuánto tiempo es necesario hacer la revisión del coche?

Cada cuánto tiempo es necesario hacer la revisión del coche?

Hacer la revisión del coche de periódicamente es una cuestión de seguridad y una forma de prevenir daños y futuras averías que pueden resultar muy costosas. Cada fabricante recomienda cierta periodicidad en las revisiones en función del tiempo transcurrido y/o el kilometraje recorrido del coche.

Para saber cada cuánto tiempo hay que hacer la revisión al coche generalmente se acudía al libro de mantenimiento para conocer las indicaciones del fabricante, pero ahora, con el avance de la tecnología, los coches nuevos disponen de instrucciones digitales accesibles a través del puerto OBD del propio coche.

Cuando el coche es nuevo, se deben cumplir las revisiones en el tiempo o kilometraje establecido por el fabricante, de lo contrario, si termina la garantía de fábrica tendremos que cubrir de nuestro bolsillo cualquier daño o avería.

Una vez finalizado el tiempo de garantía, lo más recomendable es hacer la revisión en función de los tiempos de vigencia de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). No se trata sólo de pasar la prueba, sino que también es necesario realizarla por seguridad y para cuidar el estado general del coche y garantizar su buen funcionamiento.

Garantizar que el motor cuente con el aceite adecuado y en buen estado, así como el filtro de aceite y el filtro de aire, es vital para evitar daños y alargar su vida útil; por ello se deben revisar y sustituir de forma periódica.

Por supuesto, si se detecta algún pequeño fallo es importante acudir lo antes posible a un taller mecánico en Figueres para evitar que se produzcan daños mayores. Cabe recordar que un mantenimiento adecuado permite alargar la vida útil del coche y además es una inversión que permite ahorrar en gastos de reparaciones futuras.

¿Qué es el motor de arranque de un coche?

¿Qué es el motor de arranque de un coche?

El motor de arranque es una parte imprescindible del sistema de encendido de los coches de combustión, tanto diésel como gasolina. Su función es hacer arrancar el motor de combustión del coche. Para ello, se alimenta de una corriente de pequeños imanes, y se pone en funcionamiento al girar la llave de contacto. Seguidamente, gira el motor y se produce su arranque.

Aunque es un proceso que parece ser muy simple realmente no es así, ya que es necesario que haya el suficiente flujo de aire que se produce con el giro del motor, por lo que si este no gira, el coche no encenderá. El motor de arranque se encarga de hacer girar el motor durante el encendido para que se desarrolle todo el proceso de combustión y el coche encienda.

Está insatalado a un volante con corona dentada que se ubica en el extremo del cigüeñal. Cuando el motor gira, el motor de arranque deja de funcionar, de inmediato se detiene el solenoide, se retrae la varilla y se desengancha el piñón que lo une al volante, a fin de evitar que se produzcan daños en él.

Si al girar la llave el motor no arranca, no enciende o lo hace y se para inmediatamente, puede ser un indicativo que la batería o el motor de arranque estén fallando. Para determinar el origen del fallo, lo más recomendable es probar la batería. Para ello, debes encender las luces del coche. Si están débiles u opacas, es señal de que la batería está fallando. En caso contrario, habrá que revisarlo en un taller mecánico en Figueres.

Actualmente hay diversos tipos de motores de arranque, entre ellos:

  • Motores con dispositivos de cubilete.
  • Motores con circuito mecánico accionado a mano.
  • Motores con inducido o deslizante.
  • Conmutadores.
  • Conmutadores electromagnéticos.

Y, generalmente, están formados por las siguientes partes:

  • Armadura.
  • Conmutador.
  • Cepillos del motor de arranque.
  • Solenoide del motor.
  • Émbolo.
  • Horquilla de palanca.
  • Piñón.
  • Bobinas de campo del motor de arranque.
Cómo mantener en buen estado el turbocompresor para evitar averías

Cómo mantener en buen estado el turbocompresor para evitar averías

El turbocompresor es una de las piezas del coche que requiere de un mantenimiento sencillo. Sin embargo, es una de las piezas que por desconocimiento tiende a ser descuidada. Esto puede ocasionar que su tiempo de vida útil disminuya considerablemente. Aunque están fabricados para unos 250.000 km, en ocasiones apenas logran superar los 10.000 km.

Cómo evitar averías en el turbocompresor

Para evitar averías en el turbocompresor que minimicen su vida útil y obliguen a reemplazarlo, es importante tomar algunas médicas básicas que garantizan su funcionamiento adecuado; una de ellas es evitar fuertes aceleradas en frío, es decir, antes de que el motor alcance una temperatura superior a los 80 °C. Esto se debe a que el turbo no estará bien lubricado hasta que alcance su punto óptimo de fluidez.

Otras recomendaciones para mantener en buen estado el turbocompresor son:

  • Evitar elevar las revoluciones del motor cuando el coche esté parado o en punto muerto y,
  • Evitar desconectar el motor de repente, ya que puede ocasionar el desgaste prematuro en el turbocompresor debido a una inadecuada lubricación y refrigeración. Es mejor dejar uno o dos minutos al ralentí, así la turbina bajará de forma progresiva las revoluciones y se enfriará.

Para proteger y alargar la vida del turbocompresor es necesario considerar dos elementos clave: la temperatura y la lubricación. Por ello es necesario utilizar el tipo aceite adecuado a las necesidad y kilometraje del motor considerando siempre las recomendaciones del fabricante del coche. Además, es importante elegir un aceite de buena calidad.

Para que el aceite pueda desarrollar toda su funcionalidad, el motor debe contar con filtros de aceite y de aire de buena calidad, los cuales deben revisados y sustituidos en forma periódica para evitar que partículas de carbonilla o de suciedad entren al turbocompresor y afecten en su funcionamiento.

Finalmente, te recordamos que también debes revisar de forma periódica los manguitos del turbocompresor para verificar que no se hayan aflojado o estén cuarteados.

10 distracciones al volante que debemos evitar

10 distracciones al volante que debemos evitar

Salirnos de la vía, colisionar con otro coche..son algunos de los tipos de accidentes que se pueden producir fácilmente por no prestar la máxima atención al volante. A continuación te detallamos diez de las distracciones al volante más comunes a evitar para no tener un accidente.

¿Cuáles son las distracciones al volante más comunes?

1. Uso del móvil. Utilizar el teléfono móvil mientras conduces está totalmente prohibido, siempre y cuando no uses un sistema de manos libres. Olvida usar el móvil mientras conduces, sobre todo para enviar mensajes de WhatsApp.

2. Comer o beber. Si realizas un trayecto largo, es aconsejable hidratarse. Para comer o beber, es mucho mejor parar durante un tiempo en una zona de descanso.

3. Fumar. Fumar es otra de las distracciones al volante más comunes. Aunque no está prohibido, puede suponer un riesgo para la seguridad vial.

4. Maquillarse. Si sueles aprovechar los semáforos en rojo o los atascos para maquillarte, es preferible que lo hagas en casa, ya que esto supone una pérdida de concentración.

5. Buscar objetos en la guantera. Espera a parar el coche antes de ponerte a buscar algún objeto en la guantera que necesites. Esto puede suponer que retires las manos del volante y pierdas vista de la carretera.

6. Conversar con los ocupantes del coche. Alargar las conversaciones mientras conduces puede suponer un motivo de distracción.

7. Apartar la vista de la carretera. Cuando conducimos por bellos paisajes, observar el entorno…son factores que nos pueden hacer apartar la vista de la carretera. Además de perder tiempo de reacción, es un gran peligro que puede provocar accidentes.

8. Controlar la radio o el climatizador. Las distracciones al volante mientras pones en marcha el climatizador también son muy comunes. Subir o bajar la temperatura, cambiar de emisora o subir el volumen, son gestos que nos hacen apartar la vista de la vía, sobre todo ahora que cada vez hay más coches con pantallas táctiles. Es preferible elegir la música y la temperatura del coche antes de emprender el viaje. Los sistemas de control por voz o los mandos en el volante son una gran ayuda en este sentido.

9. Programar el GPS. Es otra de las distracciones al volante más frecuentes y peligrosas, ya que introducir una dirección en el navegador obliga a apartar muchas veces la vista de la carretera y a retirar las manos del volante. Intenta programar siempre el navegador antes de iniciar la marcha.

10. Viajar con niños. Si viajas con niños, planifica bien tu viaje para que estén entretenidos durante la mayor parte del trayecto.

Recuerda que mientras conduces no sólo debes tener en cuenta estas distracciones a evitar, sino también cualquier otra que te ponga en riesgo de accidente.

Cómo poner a punto el coche antes del verano

Cómo poner a punto el coche antes del verano

La llegada del verano es una época ideal para poner a punto el coche en el taller mecánico para prever posibles averías. Lo recomendable, es llevar nuestro vehículo al taller mecánico para revisar qué elementos necesitan su puesta a punto. Generalmente, estos son los más esenciales:

¿Qué elementos revisar para poner a punto el coche?

 

Revisión y cambio de aceite y filtros

El aceite se encarga de mantener lubricado el motor para minimizar las fricciones que producen desgaste. El filtro de aceite evita que las impurezas entren en el sistema de lubricación. El filtro de aire evita que entren partículas de suciedad, garantizando la entrada de aire limpio al motor.

Es importante realizar el cambio de aceite y filtros de forma periódica, y emplear un aceite adecuado para el motor del coche. Puedes seguir las recomendaciones del fabricante, en función del kilometraje que lleve recorrido el motor.

Comprobar el estado de los neumáticos

Las ruedas son el punto de contacto del coche con el asfalto, por lo que sufren un continuo desgaste. Esto hace que sea necesario revisar los neumáticos de forma periódica para verificar su estado y así garantizar un mayor nivel de seguridad durante la conducción. Además, esta revisión ayudará a alargar la vida útil de los neumáticos.

Revisión de líquidos

También es esencial revisar el nivel de líquidos que necesita el coche para funcionar, entre ellos tenemos:

  • El líquido de frenos, que, a un nivel adecuado, permite frenar de forma eficaz y a menor distancia.
  • El refrigerante, que permite que el motor mantenga la temperatura adecuada.
  • Y el agua del limpiaparabrisas.

Revisión de luces

Las luces es otros de los elementos necesarios a revisar para poner a punto el coche , ya que están diseñadas para brindar visibilidad en horas nocturnas o lugares oscuros, indicar a otros conductores cuando frenamos o cuando detenemos el vehículo a causa de alguna posible avería.