¿Cómo afecta el calor a la mecánica del coche?

¿Cómo afecta el calor a la mecánica del coche?

En verano, las temperaturas tienden a aumentar a niveles insospechados, lo cual tiene un influencia directa en la mecánica del coche, especialmente en el motor. Si el motor no está refrigerado adecuadamente, puede verse afectado por las altas temperaturas, que pueden hacer que la potencia disminuya hasta en un 15%.

Problemas más frecuentes de la mecánica del coche en verano

Los motores de combustión necesitan una mezcla eficiente de combustible y aire para que el carburante pueda ser quemado de forma óptima. En verano, cuando aumentan las temperaturas, la cantidad de oxígeno presente en el aire tiende a disminuir, por lo tanto, el combustible no se quema tan fácilmente.

Además, muchas veces el filtro de aire no está lo suficientemente limpio lo cual hace que la situación empeore. Todo ello influye para que el consumo de combustible aumente y el motor del coche no trabaje de forma eficiente.

El sistema de frenado también puede verse afectado por las altas temperaturas, ya que al aumentar la temperatura tiende a aumentar la fricción, pudiendo llegar en caso extremos a causar la deformación de los discos de freno. Incluso el líquido de frenos tiende a durar menos tiempo debido al fenómeno de la evaporación.

Antes de iniciar la temporada estival es ecomendable revisar el sistema de refrigeración y el aire acondicionado ya que una fuga, por pequeña que sea, puede terminar ocasionando una avería. También es necesario revisar que no haya fugas de refrigerante en la tapa, mangueras o abrazaderas. Si se presentan son muy sencillas de reparar y se evita que terminen ocasionando problemas mayores.

La idea de esta revisión es evitar que el motor funcione sin la cantidad necesaria de refrigerante, para evitar que pueda sufrir daños por sobrecalentamiento.

Antes de salir en carretera, revisa la mecánica del coche. Si tienes qualquier duda, contacta con nosotros.

Revisión y mantenimiento de coches en Figueres

Revisión y mantenimiento de coches en Figueres

Todos conocemos la importancia de realizar la revisión y mantenimiento de coches de forma periódica para que se mantengan en óptimas condiciones de funcionamiento.

Por su naturaleza y función, algunas piezas necesitan cambiarse de acuerdo a la especificación que indica el fabricante o bien por recomendación del mecánico de coches. Hoy os explicamos qué piezas o componentes del coche se cambian habitualmente en un taller de coches en Figueres.

 

Mantenimiento de coches en Figueres

 

El coche necesita de una serie de fluidos que, con el tiempo, van perdiendo sus características con el kilometraje, los cambios de temperatura, el tiempo o los niveles de suciedad a que estén expuestos. Por este motivo es necesario cambiarlos de forma regular. Muchos de estos fluidos necesitan de un filtro, que por lo general se cambia a la vez.

 

¿Cuáles son las piezas o componentes que más se cambian en un taller?

 

Líquido refrigerante

El líquido refrigerante es uno de los elementos que más se cambian en el taller mecánico. Desde hace unos cuantos años los coches utilizan líquido refrigerante. Los coches más antiguos utilizan anticongelante convencional basado en glicol, el cual debe cambiarse cada 2 o 4 años, como máximo, ya que pierde sus propiedades y puede afectar seriamente el motor, tanto en verano como en invierno.

Los coches más actuales utilizan refrigerantes orgánicos de larga duración, que deben substituirse cada 10 años. Cuando se cambia el refrigerante, es el momento oportuno para realizar una limpieza de todo el circuito de refrigeración, así lo mantendremos es un excelente estado.

Aceite de motor

Los expertos dicen que el aceite es la vida del motor, por lo que conviene cambiarlo de acuerdo a las especificaciones del fabricante. Los aceites minerales tienen una vida de 5.000 km, mientras que los semisintéticos y sintéticos tienen una vida que puede superar los 10.000 km. Lo recomendable es cambiarlo de manera conjunta con el filtro de aceite.

Las pastillas de freno

Las pastillas de freno son otro de los componentes que deben cambiarse de forma periódica como parte del mantenimiento del vehículo. Las pastillas que se fabrican actualmente son de alta calidad y su vida útil supera los 50.000 km. Sin embargo, es necesario revisarlas después de los primeros 20.000 km, aunque si se escuchan chirridos extraños a frenar el coche, es recomendable revisarlas para evitar cualquier contratiempo.

En Albert Lacosta Taller nos encargamos de la revisión y mantenimiento de coches en Figueres. Ante cualquier duda, consúltanos y te informaremos encantados.

¿Cuando debo cambiar las llantas del coche?

¿Cuando debo cambiar las llantas del coche?

Si estás pensando en cambiar las llantas del coche pero te preguntas cuándo o porque debes hacerlo, hoy te asesoraremos en qué casos necesitarás prestar más atención para realizar un cambio.

Las llantas son una parte esencial del coche a las que es necesario prestar atención diariamente para garantizar que se encuentren en buenas condiciones, es decir, garantizar su óptimo funcionamiento para evitar cualquier inconveniente cuando circulamos por carretera.

Si quieres saber cuándo debes cambiarlas o repararlas, éstos son los aspectos que necesitas considerar:

  • El kilometraje recorrido es uno de los aspectos que indica la necesidad de cambiar las llantas del coche. Las llantas de alta calidad están diseñadas para rodar hasta 50.000 km. Sin embargo, existen neumáticos de baja calidad que deben cambiarse antes de los 20.000 kilómetros. La duración de las llantas también dependerá del tipo de carretera por la solemos circular, así como de la alineación y el balanceo.
  • El desgaste del dibujo del neumático es otro indicativo de que está llegando el momento de sustituir las llantas. Si la profundidad del dibujo es inferior a 1,6 mm es recomendable cambiar el neumático. Algunas marcas de llantas incorporan una marca lateral que indica el nivel mínimo de la banda de rodamiento.
  • Otro aspecto que indica el momento de cambiar las llantas es el desgaste asimétrico profundo o acentuado. Por lo tanto, es importante verificar regularmente que no se presenten desgastes en los hombros o el centro de la banda de rodamiento.
  • Si la llanta presenta cortes, grietas profundas o alguna deformación acentuada, es necesario considerar reemplazarla para evitar cualquier inconveniente mientras nos desplazamos con nuestro vehículo.

En conclusión, recordad que es esencial revisar de manera periódica estos aspectos básicos para saber cuando cambiar las llantas del coche, ya que transitar con las llantas en mal estado pueda causar accidentes graves.

Limpiador de frenos: uso y características

Limpiador de frenos: uso y características

La limpieza y desengrasado del sistema de frenado es una de la tareas que se hacen de manera frecuente en los talleres. Para hacerlo de manera eficiente se usa el limpiador de frenos, un compuesto con una base disolvente que se encarga de remover de manera fácil toda la grasa acumulada en los componentes del sistema de frenos. Estas son sus características principales:

●      Es un poderoso disolvente

●      Su diseño incluye un tubo de extensión para facilitar el acceso a diferentes zonas del sistema de frenado, lo que lo hace ser de sencilla aplicación.

●      Seca rápidamente, lo que ayuda a reducir los tiempos de labor. De acuerdo a sus fabricantes a una temperatura de 20°C el tiempo de secado es inferior a 3 minutos.

●      No es corrosivo, repele el agua y elimina la grasa.

●      No deja ningún tipo de residuos.

●      No conduce electricidad.

El limpiador de frenos se utiliza para limpiar de manera eficiente los componentes del sistema de frenado: discos, tambores, zapatas y pastillas, eliminado restos de líquido de frenos, aceites y grasas, alquitrán y suciedad acumulada. Gracias a sus excelentes prestaciones también se usa para la limpieza de:

●      Zonas de estanqueidad.

●      Discos de embrague (cluht).

●      Cajas de cambio.

●      Carburadores e inyectores.

●      Cilindros.

Para utilizar de manera eficiente el limpiador de frenos se recomienda:

●      Limpiar previamente los componentes para retirar el exceso de suciedad..

●      Pulverizar el limpiador a aproximadamente 50 cm de área del componente que se desea limpiar. Esto hará que el líquido llegue al área con la suficiente fuerza para limpiar profundamente.

●      Dejar secar el producto. Si persisten restos de grasa o suciedad puede repetir la operación colocando el pulverizador a 20 cm del área donde se desea aplicar.

●      No se debe utilizar limpiador de frenos sobre piezas plásticas, superficies pintadas o superficies de caucho. Se recomienda proteger tales piezas cuando se utilice este producto.

Cómo evitar las averías del coche en invierno

Cómo evitar las averías del coche en invierno

Las averías de coche en invierno tienden a aumentar respecto a las otras estaciones del año. Es bastante común que en esta época se presenten fallos en la batería, problemas en el motor, líquido refrigerante en mal estado, rotura de gomas limpiaparabrisas, mal funcionamiento del sistema de calefacción, etc.

¿Cuáles son las averías más comunes del coche en invierno?

En el caso de las baterías, las bajas temperaturas invernales hacen que pierdan cierta capacidad de carga. Si se trata de baterías nuevas o de corta edad, es poco probable que note la existencia de este problema.

En el caso de las baterías con 3 o 4 años de uso, es posible que en invierno pierdan totalmente su capacidad de carga. A causa de las exigencias del clima, que requiere un mayor consumo eléctrico de luces antiniebla, calefacción, calentadores y otros componentes, hace que las baterías de debiliten en invierno.

Los calentadores o bujías de precalentamiento en los coches diésel de inyección indirecta, también tienden a dañarse durante la temporada invernal. Los calentadores tienen como función calentar el combustible para facilitar el arranque en frío. En invierno, el tiempo de calentamiento puede llegar a triplicarse, lo que se convierte en un factor que puede reducir la vida útil de los calentadores.

Las averías de coche invierno también se presentan en los alternadores, ya que las baterías tienden a descargarse más rápidamente en esta época. Debido al frío, los alternadores trabajan más intensamente, lo cual afecta a algunos de sus componentes por la constante fricción a la que están sometidos.

Los motores de arranque también se ven afectados por el clima invernal, ya que necesitan realizar un sobreesfuerzo para hacer que el motor térmico pueda girar con la soltura necesaria para producir el arranque. Esto se debe a que las bajas temperaturas causan contracción en los materiales y aumentan la viscosidad de los lubricantes presentes en el motor.

 

Las 5 averías del sistema eléctrico del coche más comunes

Las 5 averías del sistema eléctrico del coche más comunes

Las averías del sistema eléctrico coche se presentan de forma imprevista en componentes como la batería, las bujías, el alternador, algunos fusibles o incluso en el motor de arranque. Pueden causan serios inconvenientes que deben resolverse lo más pronto posible.

¿Qué componentes pueden causar averías en el sistema eléctrico del coche?

Veamos qué componentes pueden causar averías en el sistema eléctrico coche y cómo podemos resolverlo:

Batería

La batería es la fuente de energía responsable del arranque del coche y puede causar que el coche se detenga. Un de las fallos más comunes que puede presentar es que pierda la carga. Para ello, basta con conectar los cables auxiliares a la batería de otro coche y encender el nuestro. Para que vuelva a cargarse la batería, es aconsejable circular con el coche durante media hora aproximadamente. Si aún así no lo conseguimos, será necesario cambiar la batería.

Bujías

Estos pequeños componentes, unidos a los cables del distribuidor, son los responsables de iniciar la combustión. Cuando fallan, el coche no puede arrancar, o si arranca puede funcionar mal y perder su fuerza, incluso puede consumir más combustible. Por lo tanto, es recomendable revisarlas y cambiarlas según las recomendaciones del fabricante.

Alternador

El alternador se encarga de generar la energía para recargar la batería del coche. Si presenta fallos, la batería no se cargará y la electricidad que el coche necesita no dará repuesta, por lo que quedará parado. También es posible que el fallo no se presente en el alternador, sino que sea causado por su correa.

Fusibles

Los fusibles del coche son vitales en el sistema eléctrico del coche para proteger los componentes eléctricos frente a subidas de tensión. Cuando se produce un pico de tensión, los filamentos internos del fusible se rompen y se corta el suministro de energía eléctrica. Los fusibles son fáciles de cambiar, por lo que es importante llevar algunos de recambio.

Motor de arranque

El motor de arranque es una pieza esencial para hacer que el motor se ponga en marcha. Con el paso del tiempo y uso puede averiarse, causando que el coche no arranque.